Detonadores y prevención del estres laboral

Detonadores y prevención del estres laboral

Para todas las personas el trabajo es un factor importante en la vida, se lleva a cabo para conseguir un fin, el cual es producir bienes o dinero y poder así satisfacer las necesidades básicas como: alimento, vivienda, vestuario, medicina, descanso, etc.

Hay un dicho popular que dice: “El que no trabaje, que no coma” y realmente es literal, solo aquellas personas dispuestas a ser esforzadas, a poner en practica sus conocimientos, habilidades y capacidades son quienes salen a adelante y se superan.

El trabajo además de proveer seguridad económica permite a las personas tener un propósito diario, estar llenos de energía, sentirse realizados, valorados, motivados para adquirir nuevas habilidades y experiencias al relacionarse con los demás y al participar en nuevos proyectos y retos.

Día a día todos nos vemos inmersos en el desempeño de dicho rol y nos damos cuenta de que ocupa la mayor parte del tiempo de nuestra existencia, por lo que el trabajo debe tener personas felices, seguras, capaces de desarrollar y mejorar habilidades, con buena autoestima, satisfacción personal y realización profesional en un ambiente laboral positivo.

Sin embargo, cuando esto no sucede, las personas no se sienten bien en el trabajo, tienen demasiada carga o presión, sienten ansiedad, caen en lo que llamamos: ESTRES LABORAL.

¿Qué es el estres laboral?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en el folleto “La organización del trabajo y el estrés” define el estres laboral como: “la reacción que puede tener el individuo ante exigencias y presiones laborales que no se ajustan a sus conocimientos y capacidades, y que ponen a prueba su capacidad para afrontar la situación”.

Es decir, el estrés ocurre cuando a una persona se le recarga de trabajo, se le exige más de lo que puede dar, se le llama la atención por alguna situación, se atrasa en lo que tiene que hacer, no puede resolver problemas o dar soluciones inmediatas, cuando algo sale mal y le corresponde afrontar las consecuencias, adicional a esto tiene una familia, estudios  que atender con inconvenientes o complicaciones.

El problema ocurre cuando la persona se siente incapaz de afrontar el problema, cuando ya ha hecho todo lo que está en sus manos para resolverlo, pero no lo logra, hay cansancio, presión, agobio, angustia, ansiedad, fobias, desmotivación, nerviosismo y sobre carga que finalmente lo lleva a un desfallecimiento físico y emocional que afectan a la salud.

Una persona con estres laboral sufre daños físicos, psicológicos, sociales y familiares, ya que percibe que no es competente en el desarrollo de sus tareas y obligaciones, siente inseguridad porque no puede mantener las cosas bajo control, se exige más allá de sus propios límites y por supuesto baja su productividad en el trabajo afectando su autoestima y autoconfianza.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) junto con la Organización Internacional del trabajo (OIT), han realizado diferentes estudios para determinar el impacto que tiene el estres laboral en la salud de las personas y como afecta en la productividad del trabajo. Ante esta situación han catalogado al estres laboral como la epidemia del siglo XXI, debido a que las demandas en el entorno laboral cada vez son mayores, con jornadas de trabajo más largas, incertidumbre por permanecer en el puesto de trabajo y presión para acoplarse a las exigencias del trabajo moderno.

Detonadores que producen el estres laboral:

El estres laboral se produce de manera progresiva, es decir no ocurre de la noche a la mañana, es el resultado de estrés acumulado.

A continuación, te menciono algunas actividades que provocan el estres laboral:

  • Volumen y ritmo en las tareas
  • Turnos excesivos de trabajo
  • Horarios difíciles
  • Mayor responsabilidad en el cargo
  • Complicación de las tareas y funciones
  • Desconocimiento de las tareas y funciones
  • Mala organización y planificación de tareas
  • Estilo de dirección de los encargados de la empresa, liderazgo muy burocrático, autoritario o ausente.
  • Falta de comunicación
  • Carencia de promoción y desarrollo profesional
  • Remuneración económica
  • Manejo de nuevas tecnologías
  • Condiciones laborales inadecuadas como: iluminación, temperatura, espacios reducidos, ruidos, olores.
  • Malas relaciones interpersonales con los superiores, compañeros, clientes o proveedores
  • Poca o nada motivación laboral

Síntomas del estres laboral:

Puede detectarse en tres áreas:

  1. Síntomas psicológicos:
  • Pérdida de memoria
  • Dificultad para concentrarse o tomar decisiones
  • Cambios de humor
  • Cansancio físico
  • Trastornos en el sueño, comúnmente insomnio
  • Irritabilidad
  • Angustia
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Tristeza
  • Bloqueos mentales

  1. Síntomas físicos:
  • Dolores de cabeza
  • Dolores en el pecho
  • Tensión muscular
  • Sudoración excesiva
  • Cambios en el ritmo cardiaco
  • Cambios en la presión arterial
  • Problemas para respirar
  • Alteraciones digestivas
  • Enfermedades de la piel
  • Alergias
  • Perdida de cabello
  • Acné
  • Bruxismo
  • Disminución de la actividad sexual

  1. Síntomas conductuales:
  • Tendencia a cometer más errores
  • Absentismo
  • Bajo rendimiento laboral
  • Malas relaciones intrapersonales
  • Están más propensos al conflicto
  • Mayor riesgo a accidentes laborales
  • Abuso de fármacos
  • Consumo de sustancias como cafeína, tabaco, bebidas alcohólicas

Como prevenir el estres laboral:

Es importante que pongas mucha atención a las siguientes recomendaciones para que puedas manejar de una mejor forma el estrés:

  • Hacer ejercicio
  • Mantener un buen estado físico
  • Dormir bien de 7 a 8 horas al día
  • Llevar una dieta equilibrada
  • Respetar el tiempo de almuerzo
  • Escuchar música
  • Aprender técnicas de organización y manejo de tiempo
  • Saber establecer prioridades
  • Realizar pausas en la jornada de trabajo de modo que pueda levantarse, caminar un poquito, estirar las piernas, cambiar de posición el cuerpo.
  • Desconectarse el fin de semana para que pueda descansar y llenarse nuevamente de energía
  • Practicar algún pasatiempo
  • Promover las relaciones interpersonales con los compañeros de trabajo
  • Tener la libertad de platicar con alguien acerca de lo que está pasando
  • Tomar unas vacaciones al año

Que la contabilidad y los impuestos no te estresen. Contacta a los mejores en soluciones en impuestos.

consulta siempre a los expertos, nos especializamos en Servicios Contables y Asesoramiento fiscal. ¡Contáctanos!

Valora éste artículo con 5 estrellas, esto nos motiva a seguir compartiendo contenido de valor para ti.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)

Loading...

Vesco Consultores:  Firma de auditoría en Guatemala

By |2019-06-27T22:05:29+00:00noviembre 30th, 2018|0 Comments